CORONA FAKE NEWS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Quizás algo más peligroso que el propio COVID-19 son las ‘fake news’ que se esparcen en torno a él. 

El panorama del coronavirus cambia minuto a minuto y la información sobre la pandemia va mutando y tergiversándose como teléfono descompuesto a medida que va pasando por varias vías de comunicación. Una quisiera pensar que en pleno 2020, los cibernautas serían capaces de discriminar qué información es real y cuál no, pero lamentablemente no es esa nuestra suerte.

¿Qué son las fake news?

Por si todavía no estaban familiarizados con el término, las fake news son noticias falsas, articuladas de manera tal que sean percibidas como una verdad. Su contenido suele ser de índole pseudocientífico o pseudoperiodístico y actualmente se esparcen con más velocidad que el coronavirus a través de cadenas de whatsapp o publicaciones en redes sociales.

Jonathan Albright, Director de Investigación del Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia, señala que si bien aún no existe una definición precisa, cuando hablamos de fake news nos referimos a «un contenido que puede ser viral y que muchas veces está sacado de contexto. Está relacionado con la desinformación y la propaganda, y se asemeja a un engaño intencional».

Corona fake news

Con respecto al coronavirus, la última de las fake news que aparecieron se trató de una cadena que cita recomendaciones de una tal doctora “González Ayala”. Afortunadamente, la verdadera doctora Silvia González Ayala, doctora en Medicina y titular de la cátedra de Infectología de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), desmintió a Chequeado  que la cadena fuera de su autoría. 

Como si fuera poco, el mensaje que circuló por todo Whatsapp contenía varias afirmaciones falsas. En su comunicación con Chequeado, la doctora sentenció: “Son todos disparates. El texto dice que hay que tomar infusiones calientes porque el virus muere a los 26 grados. El organismo tiene una temperatura de 36 grados, si fuera cierto el virus ni se acercaría a los humanos” 

El texto en cuestión se replicó de una forma asombrosa, y llegó a ser viral en Argentina y varios países de Latinoamérica, donde circuló con el nombre de distintos supuestos profesionales. 

El fact-checking o la verificación de datos se refiere a la labor de confirmar y comprobar hechos y datos que se usan en discursos, medios de comunicación y otras publicaciones. El propósito es detectar errores, imprecisiones y mentiras.​

Unas recomendaciones para antes de compartir

1. Si leer una noticia te causó una reacción emocional muy grande, desconfía. Las fake news se hacen para causar grandes sorpresas o rechazo, y apelan a la emoción para generar un impacto.

2. No creas todo lo que ves en las redes o todo lo que te llega por whatsapp. Cuando una noticia es cierta, es probable que incluya enlaces a sitios oficiales y que cite documentos académicos (es decir, que sea transparente). 

3. No compartas la noticia a todos tus conocidos de inmediato. Tomate un minuto y antes de compartirla, tratá de ir a la fuente de esa información. Si es imposible de rastrear o los enlaces llevan a sitios que están caídos, probablemente estés frente a una fake news. En el caso del coronavirus y todos los temas referidos a la salud pública, las fuentes más confiables son la OMS y el Ministerio de Salud de la Nación .

4. Existen portales de verificación a los cuales podemos acudir para verificar si estamos frente a una fake news o no. Crosscheck, Maldita.es o Chequeado son asociaciones de periodistas y medios de comunicación que se dedican a contrastar y verificar noticias que circulan por las redes sociales. En estos portales podés encontrar informaciones que circularon por los medios y que se diseccionaron para determinar su grado de veracidad.

El contagio de la desinformación 

Prevenir para evitar el contagio es esencial, pero si en ese afán de prevenir divulgamos información que no es correcta, algo estamos haciendo mal. Una de las maneras de sobrellevar esta pandemia, además de respetar la cuarentena y quedarnos en casa, es cortando la cadena de las fake news. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *